población. Desde el punto de vista sectorial, la PEA está fuertemente concentrada en el sector primario (18,4%), seguida por la industria manufacturera (13,6%) y el comercio (12,7%), aunque en estos dos últimos casos su participación es menor que la observada a nivel nacional. En el sector industrial, el nivel de ocupación es relativamente bajo, ya que representa el 24% del producto del departamento y sólo emplea el 13,6% de la PEA. Algo similar, aunque de menor importancia relativa, se observa en el sector primario donde el producto alcanza al 22% del total y ocupa el 18% de  la mano de obra del departamento.

Cuadro 4. Población económicamente activa por rama de actividad – 1.996

RAMA DE ACTIVIDAD

PAYSANDÚ

NACIONAL

En número

En %

En número

En %

Sector Primario

9.749

18,5%

149.403

10,3%

Industria manufacturera, electricidad,gas y agua

7.553

14,3%

230.421

16,0%

Construcción

2.265

4,3%

85.795

6,0%

Comercio

6.678

12,7%

223.161

15,5%

Servicios

14.356

27,1%

568.336

39,5%

Actividades no bien especificadas

11.381

21,6%

156.889

10,9%

Buscan trabajo por 1a. vez

779

1,5%

26.484

1,8%

TOTAL

52.761

100,0%

1.440.489

100,0%

  Fuente: Censo de Población, 1.996.

Según la Encuesta Continua de Hogares, la tasa de desocupación se ubicó en 11.7% de la PEA en 1.996, similar a la observada a nivel nacional. No obstante, si se analiza la evolución de la tasa de desocupación durante los últimos años, se observa un fuerte incremento en 1995 y 1.996, respecto a años anteriores donde se ubicaba en un 8% de la PEA, lo que muestra los ajustes estructurales que han ocurrido en el departamento.

Cuadro 5. Evolución de la tasa de desocupación 1990-96

 

1.990

1.991

1.992

1.993

1.994

1.995

1.996

 

 

 

 

 

 

 

 

Total País

8,5

8,9

9,0

8,3

9,2

10,3

11,9

Montevideo

9,2

8,9

9,0

8,4

9,2

10,8

12,3

Interior  urbano

7,7

8,8

9,0

8,2

9,2

9,7

11,4

Paysandú

6,6

8,1

9,8

8,0

8,0

9,1

11,7

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Encuesta Continua de Hogares, 1.996.


 

El sector primario presenta una elevada tasa de desempleo (cuadro 6) como consecuencia de los problemas derivados del cese de la producción de remolacha azucarera, situación que también afectó el empleo en la industria por la importancia relativa de la producción de azúcar en dicho momento.

Además, la tasa de desempleo industrial está reflejando el proceso de reconversión general, donde la tercerización de actividades ha sido una de las estrategias adoptadas para reducir costos laborales, lo cual derivó la demanda de empleos hacia los sectores de servicios. Por tanto, es importante señalar que el proceso de reconversión ha generado un componente estructural de la desocupación, que impediría reducirla significativamente sin adoptar políticas específicas para la actual realidad del departamento. Además, el empleo ha adquirido una mayor condición de precariedad, al concentrarse la demanda en los servicios, lo que implica mayor flexibilidad, niveles salariales inferiores a los del sector industrial, y cambios en los perfiles de edad y calificación de la mano de obra requerida.

Cuadro 6. Tasa de desocupación por sector de actividad - 1.996

 

Total

Desoc. prop. dicho y 1ª. vez

Sector

Primario

Sector Secundario

Sector

Terciario

 

 

 

 

 

 

Total País

11,9

9,4

8,8

12,3

8,7

 

 

 

 

 

 

Montevideo

12,3

9,8

7,8

14,3

8,7

 

 

 

 

 

 

Interior  urbano

11,4

8,8

9,0

10,2

8,6

 

 

 

 

 

 

Paysandú

11,7

9,0

13,5

7,1

9,4

 

 

 

 

 

 

 Fuente: Encuesta Continua de Hogares, 1.996.

Corresponde señalar que, según una encuesta  realizada en Paysandú por PULSO, la desocupación en 1.997 se ubica en el 12,5%.

3.1.4  Perspectivas de la economía de Paysandú sin intervención del PED.

El objetivo de esta sección es brindar un panorama de mediano plazo de la economía de Paysandú, partiendo del diagnóstico anterior, y considerando las actuales tendencias verificadas en esta realidad, junto a los cambios previsibles que podrían ocurrir en base a la definición de un escenario nacional, regional y mundial al año 2015. Este panorama se basa en proyecciones de largo plazo de la economía sanducera que reflejarían su situación futura sin considerar la implementación del PED, o sea que los resultados que se comentan a continuación no incluyen los proyectos del PED, excepto en aquellos casos que ya están en etapa de implementación o a implementarse en la actualidad, tales como la planta de energía eléctrica de Casablanca, la introducción del gas natural y la ampliación de la planta de cemento portland de ANCAP.

Para efectuar las proyecciones de largo plazo, al año 2.015, se debe caracterizar primero el escenario futuro en el cual se desenvolverán los sectores económicos y, a partir de ello, determinar la performance de los mismos en dicho escenario. Luego, se deriva la trayectoria a recorrer, o sean las tasas de crecimiento sectoriales y de la economía sanducera en su conjunto, medidas por la trayectoria del valor agregado bruto.

El escenario aquí considerado supone una economía mundial con un cierto grado de dinamismo, mayor liberalización comercial y ciertas restricciones a los flujos de capitales hacia esta región. Se prevé un perfeccionamiento del Mercosur, con un fuerte acercamiento al ALCA. La economía uruguaya en este campo profundizará la apertura comercial y en especial hacia sus socios, con un incremento de su comercio exterior, cada vez más vinculado al Brasil.

Para determinar las proyecciones macroeconómicas y sectoriales de Paysandú, definido el escenario futuro, se procedió a evaluar los trabajos similares previamente realizados por el GIEE en este sentido, considerándose los siguientes:

·       Proyecciones a nivel nacional para el período 1.990 – 2.010.

·       Análisis y perspectivas al año 2.010 por departamento y nivel nacional, recientemente publicado.

·       Actualización de las proyecciones a nivel nacional para el período 1.996 -2.016.

Estos trabajos se complementaron con los resultados de las entrevistas realizadas en el departamento de Paysandú a diversos agentes económicos, tanto privados como públicos. A su vez, se tomaron en consideración diversas fuentes de información secundaria y trabajos de los propios técnicos del GIEE, en este campo.

A partir de ello, se seleccionaron las posibles tasas de crecimiento para el período que va desde el año base seleccionado, 1.997, descrito en el diagnóstico previo, correspondientes a los valores agregados, tanto a nivel de sectores, clasificados a cuatro dígitos de la CIIU, como de la economía sanducera en su conjunto. En algunos sectores específicos (Electricidad, Gas, Otros minerales no metálicos), se procedió a estimar directamente los valores agregados al año 2.015, en base a la información relevada en el trabajo de campo en Paysandú sobre los proyectos específicos, implementados o a implementarse, en estas áreas.