Daniela Mercury

Origen Salvador, Bahia, Brazil (1965)

 

 

Biografía  Daniela Mercuri de Almeida, antes de triunfar, Daniela batalló mucho como cantora. Comenzó en los blocos afros, como Olodum y Muzenza, y despues participó del trío eléctrico Eva. Junto con músicos amigos, fundó la Companhia Clic y grabó dos discos para la extinta grabadora El Dorado y un tercero solamente de ella, con su nombre en la tapa y que traia el suceso Swing da cor. Daniela cuenta que la primera vez que pisó un trío eléctrico, sintió dificultad en hacer que la platea la acompañe en gestos como levantar las manos. "Eu dava ordem, falava e não acontecia nada. Demorei un ano para conseguir dominar o público" , recuerda. Hoy ella muestra que aprendió como nadie la ardua y emocionante tarea.  Cuando apareció a mediados de 1992, Daniela Mercury fue un verdadero huracán. Su disco "O canto da cidade" sonó en todo el mundo y se vendió en todo el mundo. En el carnaval del año siguiente, la presencia de ella se tornó obligatoria en las calles de Salvador. Fue justamente a partir de ese suceso en aquel verano que la fuerza de la música axe salió de Bahia e invadió todo Brasil.Como musa mayor de ese movimiento Daniela tuvo una trayectoria meteórica. En 5 meses, instalada en el Sudeste de Brasil (lugar donde los cantores de mayor proyección hacen nombre en Brasil) fue tremenda su inmersion en el mercado. En junio de 1992, ella convocó para un show realizado en bajo del Museo de Arte de San Pablo cerca de 20.000 personas . El público excesivo para el espacio terminó paralizando el transito de la agitada avenida Paulista. Al día siguiente, Daniela, una cantante desconocida para la época, reunió en otro lugar más apropiado (el campo de la USP) otras 60.000 personas en un show que tuvo poca divulgación. ¿Que tal? ¿es poco?... Pues eso fue apenas el comienzo.  Despues de ese suceso, el disco "O canto da cidade" se agotó en todas las disquerias y la cantante comenzó a llenar casas como el "Olympia", en San Pablo, y "O Canecão" en Río de Janeiro, en largas temporadas. También hizo presentaciones disputadísimas en gimnasios como el Mineirinho, en Belo Horizonte, en Río Vermelho, y en Goiânia. Solamente en el Olympia donde hizo 14 shows, fueron 60.000 personas. Realmente la alegría fue una marca de esta bahiana, que en los años siguientes llevó multitudes a las calles de Bahia, atrás de los tríos eléctricos, a los ya referidos estadios y a las grandes casas de shows. En tierras latinoamericanas su suceso no fue diferente. En Argentina por ejemplo ganó un disco de oro con "O canto da cidade" ( En Brasil ya tenia alcanzada la marca de un millón de copias). Durante 1993 ella recorrió con sus shows las ciudades de Acapulco, México, Motevideo, Buenos Aires, Mar del Plata y Asunción, entre otras.