El órgano: tesoro artístico de Paysandú


A pocos años de ser restaurado nuestro órgano basilical creemos que ha sido esta una de las grandes conquistas de nuestra cultura local. Paysandú es depositario de un tesoro artístico, cultural y de la mecánica neumática. El más grande del interior y uno de los mayores del país. Una obra de arte representativa del romanticismo de la primera década de este siglo.
A pesar de su grandiosidad y debido a su integración al templo, su instalación en el coro y por ser poco usado, pasaba desapercibido.
Es el Rey de los Instrumentos musicales. Su historia arranca desde los orígenes de nuestra cultura occidental, desde el siglo IV A.C. en Alejandría, con los griegos, continuando en el Imperio Romano. Con el Renacimiento le llegó un nuevo impulso; logró gran esplendor en el Barroco; alcanzó la grandiosidad en el Clasicismo y las sonoridades sinfónicas en el Romanticismo, hasta culminar en los grandiosos instrumentos de nuestro siglo, con más de 12.000 tubos. Hoy se ha vuelto a los orígenes barrocos en la búsqueda de las características primitivas.
El nuestro es un importantísimo instrumento, que responde al estilo de la fecha en que fue construido en el año 1906, las características sonoras del sur de Alemania, y la impronta propia de la fábrica más famosa e importante de la época, la firma "E.F. Walcker & Co." de Ludwigsburg.
El tamaño del órgano se mide por la cantidad de registros -familia de tubos de una misma característica sonora- y el de nuestra ciudad tiene 24 registros, 1784 tubos -todos de diferentes formas y medidas- distribuidos en 32 hileras; dos teclados para las manos y un tercero para tocar con los pies, así como otros elementos para control desde la consola.
Hay dentro de él un enorme y complejísimo mecanismo constituido principalmente por miles de fuellecitos, válvulas y finos conductos de aire construidos de plomo y canales de viento de madera, así como también enromes fuelles-depósitos de aires, para que funcione el mecanismo y suenen los tubos. Todo envuelto en una caja de roble finamente esculturada y ornamentada, que con los tubos de fachada embellece el importante conjunto. 
La última restauración parcial había sido realizada por los organeros Alfonso Silvestri y Adolfo Ott, entre los años 1951 y 1955.
Con el esfuerzo y trabajo de la comisión de restauración se logró -con el apoyo del pueblo sanducero y diversos aportes de países amigos- el reintegrarlo a la sociedad sanducera con proyección internacional, como ha quedado demostrado en 1998. 
Restaurado es un instrumento que se valúa en más de U$S 450.000 -cuatrocientos cincuenta mil dólares- que ha convocado a artistas, nacionales e internacionales, interesados en ejecutar en él las obras adaptadas a su estilo, ya que pocos instrumentos románticos se han mantenido puros (como fueran diseñados originalmente) como se ha mantenido nuestro órgano de la Basílica de Nuestra Señora del Rosario y San Benito de Palermo.
[ VOLVER ]

Copyright PAYSANDU.COM © 18 de Julio 1250 Tel +598 72 28526
Paysandú República Oriental del Uruguay